Hipertensión y embarazo

 
Hipertension y embarazo

 

Hipertensión y embarazo

La hipertensión arterial (HTA) complica un 5 a 10 % de los embarazos y en sus formas más severas es una de las principales causas, de complicaciones cardiovasculares en la madre y disminución de crecimiento en el feto en desarrollo, así como en el recién nacido. También, se ha demostrado que las embarazadas que presentan formas severas de HTA como preeclampsia o eclampsia tienen mayor posibilidad de presentar en la etapa premenopausica, HTA sostenida, accidente cerebrovascular y enfermedad coronaria.

Recomendaciones

Disminuir los “factores de riesgo modificables” de HTA en el embarazo, en forma previa al mismo

Hay factores que predisponen a HTA en el embarazo como:

  • Obesidad
  • Edad>40 años
  • Diabetes o insulino resistencia
  • Hipertensión previa al embarazo
  • Embarazo múltiple
  • Periodo de tiempo > a 10 años entre embarazos
  • Historia familiar de HTA en el embarazo (madre o hermanas)

Hay situaciones que son modificables: como la obesidad, el adecuado tratamiento de la HTA y la DBT previas, que de ser controladas en forma previa al embarazo, disminuyen la posibilidad de complicaciones secundarias a HTA durante la gestación.

Ciertos hábitos como el tabaquismo o el consumo de drogas que, si bien no ha sido probado en estudios clínicos que predispongan a HTA en el embarazo, son perjudiciales en general para la salud y deben corregirse previo al embarazo.

En embarazadas con HTA, las dietas bajas en sodio o hipocalóricas deben ser indicadas por el médico ya que, realizarlas en forma estricta pueden resultar perjudiciales

El embarazo provoca una serie de cambios hemodinámicos y hormonales, diferentes al de la mujer no gestante, por lo cual disminuir de peso o restringir el sodio en forma exagerada pueden perjudicar más que beneficiar el embarazo en curso.

El registro de la presión arterial debe realizarse en forma correcta por personal entrenado y con equipos validados.

La presión arterial, es un parámetro hemodinámico variable y múltiples factores influyen en dicha variabilidad, por lo cual es necesario realizar registros sucesivos (al menos 3 cada 2 minutos) por cada vez que se realice un control de presión arterial, y el cálculo de su promedio es el representativo.

La HTA de guardapolvo blanco es una entidad frecuente en la gestación, que presenta cifras de presión arterial elevadas (>140 de máxima y o > 90 mmHg de mínima) en el consultorio médico o en las farmacias, con valores normales de presión en el domicilio o en el registro con monitoreo ambulatorio de presión de 24 hs indicado por el médico. La HTA de guardapolvo blanco es benigna y por lo general no necesita medicación antihipertensiva.

Medicaciones antihipertensivas que deben evitarse durante el embarazo

Algunos antihipertensivos muy usados en la HTA fuera de la gestación como los inhibidores del sistema renina angiotensina deben evitarse (salvo en casos específicos que lo indique el medico) ya que pueden ser perjudiciales para el feto en crecimiento. También, en la mujer hipertensa previa que planea embarazarse debe consultar a su médico para cambiar esta medicación por otro antihipertensivo menos perjudicial para el feto en crecimiento.