29 de Septiembre, Dia Mundial del Corazón

 
Dia Mundial del Corazón Blog.jpg


Fue instituido hace exactamente 15 años. La Federación Mundial del Corazón con el apoyo de la OMS y la Unesco eligió el 29 de septiembre de 2000 como el primer Día Mundial del Corazón. Esto obedeció a una estrategia para poder tener la oportunidad de dar a conocer masivamente las enfermedades cardiovasculares, su prevención control y tratamiento.


Sabías que si cuidáramos nuestra salud con unos hábitos saludables podríamos conseguir que las enfermedades cardiovasculares dejaran de ser la primera causa de muerte en el mundo? Pequeños cambios en nuestra vida cotidiana como comer y beber de forma más sana, hacer ejercicio y abandonar el tabaco conseguirían reducir los 17,5 millones de muertes anuales prematuras por enfermedad cardiovascular. Sin embargo, si continuamos con nuestro estilo de vida actual se calcula que esa cifra no solo no descenderá sino que alcanzará los 23 millones de muertes anuales en el año 2030.

El próximo 29 de septiembre celebramos el Día Mundial del Corazón invitando a todos a que cuiden su salud cardiovascular y eviten que las enfermedades cardiacas afecten a sus vidas. El primer paso para lograrlo es conociendo tus factores de riesgo. Además, resulta clave prestar atención a nuestra alimentación: controlar el consumo de alimentos con un alto contenido en grasas, grasas saturadas, grasas trans, azúcares y sal; sustituir dulces y golosinas por fruta fresca; incluir en tu dieta cinco porciones de fruta y verdura al día; mantener el consumo de bebidas alcohólicas dentro de los límites recomendados por los profesionales de la salud o preparar en casa comida sana para llevar al colegio o al trabajo son algunos de los consejos de los especialistas en salud cardiovascular.

Es importante también vigilar los niveles de glucosa en sangre (las enfermedades cardiovasculares son responsables del 60% de todas las muertes en personas con diabetes), el nivel de presión sanguínea -la hipertensión es uno de los factores de riesgo más extendidos-, tu Índice de Masa Corporal (IMC) y los niveles de colesterol. Y además, es fundamental mantenerse físicamente activo, realizando como mínimo 30 minutos de actividad física moderada cinco veces a la semana, y abandonar el tabaco si eres fumador.

Fuente: http://www.fundaciondelcorazon.com/actualidad/dia-mundial-del-corazon.html
 

Colonoscopia: ¿Qué es, cuando se debe hacer y por qué?

 

 

La videocolonoscopía es un estudio importante, que se recomienda de manera rutinaria a los adultos de más 50 años o más como parte de programas de detección del cáncer colorrectal. En países donde los gobiernos han implementado políticas de screening, este tipo de tumores se redujeron un 30%. En Argentina, según datos del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, entre el 20 y 30% de los estudios detectan lesiones y pólipos.

 

Durante décadas, fue un estudio con mala fama: doloroso, incómodo, rodeado de pudores. Hoy se hace con sedación, sin molestias y de manera ambulatoria. Lo cubren las prepagas y obras sociales.

Es importante hacerse una colonoscopía porque la patología neoplásica del colon ocupa el segundo lugar en el hombre y el tercero en la mujer dentro de las enfermedades malignas en nuestro medio. La mayor incidencia aparece después de los cincuenta años de edad, con igual prevalencia en ambos sexos"

Se aconseja el estudio a partir de esa edad salvo algunas condiciones en que se sugiere adelantarlo como cuando existe antecedentes familiares de poliposis adenomatosa familiar:

"La videocolonoscopía permite la detección de lesiones (fundamentalmente pólipos) que tienen posibilidades de transformación maligna en mayor o menor grado según su tamaño, base de implantación, tipo histológico y grado de displasia. Permite detectar lesiones malignas en estadio evolutivo precoz, enfermedades inflamatorias, y también otras alteraciones no vinculadas a la neoplasia (cáncer). Para ser eficientes, no hay que esperar a tener síntomas (cambio del ritmo evacuatorio, dolores, etc.), signos (pérdidas de sangre) o antecedentes familiares. Al llegar a los 50 años se debe realizar por razones de screening, o estudio preventivo"

"Toda persona de 50 años o más debe someterse a una prueba de detección para cáncer colorrectal cada tres a 10 años, dependiendo del historial médico personal y familiar"

Debido a que el cáncer colorrectal se desarrolla a partir de crecimientos no cancerosos (pólipos), si todas las personas de 50 años o más se sometiesen a pruebas para revisarlos, podría prevenirse la mayoría de casos de esta enfermedad.

El estudio

La colonoscopía es un estudio que se realiza con un tubo flexible, que se introduce por el ano y se lo hace avanzar a través del recto y el colon hasta llegar a la unión del colon con el intestino delgado. El colonoscopio tiene una luz en la punta y una lente o cámara que permite que las imágenes se vean en un monitor de video (videocolonoscopía).

La colonoscopía permite visualizar toda la mucosa (revestimiento interno) del colon (intestino grueso). Se realiza habitualmente con sedación anestésica para que sea mejor tolerado. Durante este estudio se coloca aire para distender el colon y permitir avanzar el endoscopio y visualizar mejor toda la superficie de la cara interna del intestino grueso. Se evalúa el colon durante la introducción del aparato y en forma más minuciosa durante la retirada del mismo. El estudio dura en promedio entre 15 y 30 minutos.

Cuando, por alguna razón, el estudio no puede realizarse en forma completa (no se pudo ver la unión del colon con el intestino delgado) se puede solicitar algún otro estudio, como por ejemplo una radiografía de colon por enema.

Durante la colonoscopía, si se observa una zona que necesite ser evaluada al microscopio, se extraerá una pequeña porción de dicha zona para hacer una biopsia. Si se encuentran pólipos, son extirpados para ser analizados microscópicamente. Si son benignos, también se "sacan": la gran mayoría de los cánceres de colon se desarrollan a partir de pólipos.

Signos de alerta

Más allá del screening de rutina, es importante consultar al médico ante determinados síntomas: la presencia de sangre al defecar es el más importante. También, el cambio de hábito intestinal y la anemia por déficit de hierro. En general, los sangrados ocasionales están asociados a algún episodio de estreñimiento o a hemorroides internas, pero es el médico el que debe confirmarlo. Ningún sangrado es "normal": es clave ir al médico.

¿La colonoscopía puede tener complicaciones?

La colonoscopía es un procedimiento seguro cuando es realizada por médicos endoscopistas entrenados y con experiencia. Igualmente, aunque el índice de complicaciones graves es mínimo (se calcula 1 de cada 1000 colonoscopías), es un procedimiento que no está exento de las mismas. La complicación más grave es la perforación o desgarro de la pared del colon, que puede requerir cirugía para su resolución.

Otra de las complicaciones es el sangrado, en el sitio de una biopsia o luego de una polipectomía. Habitualmente es mínimo y cesa en forma espontánea. A veces requiere control con colonoscopía para detener el sangrado o seguimiento médico.

También pueden haber, aunque más raramente, reacciones adversas a los medicamentos utilizados para la sedación anestésica.

Para detectar las complicaciones luego de una colonoscopía es importante que el paciente se retire del estudio con pautas de alarma: dolor abdominal severo, fiebre y escalofríos, sangrado rectar, mareos, taquicardia. El sangrado luego de una polipectomía puede aparecer luego de varios días. Lo más importante es detectar las complicaciones lo más precozmente posible.

¿Cada cuánto son los controles?

Cuando no se encuentra patología se recomienda la realización de una VCC con un intervalo de 5 a 7 años y algunos profesionales lo extienden a 10. Si no existieran alteraciones se interrumpen los controles a los 75 años. En los casos en que existiera alguna patología o se realizara terapeútica, los intervalos de control difieren según la misma y deben ser dados por el médico especialista tratante.

Si bien, existen múltiples métodos diagnósticos para el estudio de la patología colónica, hoy la videocolonoscopía es el único que permite realizar el diagnóstico (macro y microscópico por biopsias que se pueden tomar de la mucosa) y la terapéutica (resección de pólipos, mucosectomía, tratamiento de lesiones sangrantes,etc) en un mismo acto médico, cuando las condiciones de trabajo son adecuadas.

Fuente: https://www.clarin.com/salud/videocolonoscopia-colonoscopia-estudio-cancer-colon-anestesia-dolor_0_SyxKDAYPQg.html

 

Alerta: Obesidad en niños

 

 

La prevalencia de sobrepeso y obesidad está aumentando en todo el mundo, advierte un nuevo estudio que analizó datos de 195 países entre 1980 y 2015. Lo más sorprendente quizás sea que no hace falta tener un diagnóstico de obesidad para morir por causas relacionadas con ella. Alcanza con tener exceso de peso, descubrieron los investigadores norteamericanos. De un importante estudio publicado recientemente. El cual,  reveló que 2.000 millones de niños y adultos sufrían en 2015 problemas ligados a la obesidad (enfermedad cardíaca, diabetes tipo 2, ciertos cánceres).

La obesidad hoy mata a más gente en el mundo que los accidentes de auto, el Alzheimer y los ataques terroristas juntos. La tasa global de mortalidad vinculada al alto Índice de Masa Corporal (IMC) aumentó un 28,3% (de 41,9 a 53,7 muertes por cada 100.000 habitantes) entre los años 1990 y 2015. En cuanto a los años de discapacidad asociados a un alto IMC, aumentaron un 35,8% en los 25 años analizados.

La mala alimentación (comida ultraprocesada, alimentos con exceso de grasas y azúcar, gaseosas) y el sedentarismo contribuyen significativamente a la “pandemia” de obesidad que afecta al 10% de la humanidad.

“La facilidad de acceso a alimentos densos en energía, junto con el intenso marketing de estos productos, podrían explicar la excesiva ingesta calórica y el aumento de peso en diferentes poblaciones”.

“La gente come mucho y mal, y no se mueve, lo que genera el desarrollo de sociedades tóxicas que facilitan la aparición de obesidad.  “Actualmente, vemos que la hipertensión y la diabetes tipo 2 se presentan más tempranamente, y eso tiene que ver con la obesidad”.

La obesidad debería ser diagnosticada tempranamente en los niños y su tratamiento debería ser de tanta importancia preventiva como la vacunación, según la World Obesity Federation. Si no se le pone un freno a la obesidad creciente, se estima que la hipertensión y la diabetes tipo 2 crecerán un 60% en el año 2025. “La obesidad empujará a las enfermedades cardiovasculares hacia arriba y a la expectativa de vida hacia abajo”.

Fuente: www.sac.org
 

Llega el Invierno! Protejamos nuestra piel!!!

 

 

Frío, viento y cambios bruscos de temperatura entre el exterior y el interior son factores que afectan a la piel durante el invierno. Durante esta estación nos protegemos e hidratamos menos que en el verano. El resultado: enrojecimientos, pieles sensibles, venitas dilatadas y otras lesiones cutáneas.

¿Cómo afecta el frío a la piel?

La piel se ve alterada por las bajas temperaturas, produciendo los siguientes efectos:

> Vasoconstricción: Con el frío se reduce el flujo sanguíneo para evitar perder calor a través de la piel, pero las células reciben menos oxígeno y nutrientes.

> Vasodilatación: El efecto contrario al anterior. En ambientes caldeados, los vasos sanguíneos se dilatan para liberar el calor.

> La suma de la vasoconstricción y vasodilatación repetidas y alternas da como resultado la lesión de los capilares, que se hacen visibles en forma de arañas vasculares

> Enlentecimiento de la renovación celular. La vasoconstricción reduce la energía que las células necesitan para su proceso de renovación. La piel se muestra apagada.

> Deshidratación. La secreción sebácea disminuye y la piel pierde elasticidad, produciendo descamaciones y tirantez. 
 

Consejos para cuidar la piel en invierno:

La piel sensible y con tendencia a enrojecerse necesita mucha más atención y cuidados:
 

Alimentación

> Consumir alimentos ricos en vitamina C, que ayuda a proteger la piel.

> Evitar las bebidas alcohólicas, las especias y los picantes.
 

Limpieza

> Emplear jabones muy suaves, leches limpiadoras o aguas hidratantes para limpiar la piel.

> Hidratación

> Aumentar el uso de cremas ricas en sustancias hidratantes, como caléndula, zantoxilum, aceite de almendra o aloe vera, entre otros.
 

Protección solar

> La radiación solar está presente todos los días del año. Es necesario proteger la piel del sol tanto en verano como en invierno.

 

Tener presente ante cualquier duda la consulta con el especialista en dermatología.
 

Relación entre el tabaco y las enfermedades cardiovasculares

 
Relación entre el tabaco y las enfermedades cardiovasculares

 

El tabaquismo es uno de los principales factores de riesgo prevenibles para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Las personas que fuman tienen mayor chance de desarrollar algún tipo de enfermedad cardiovascular, como por ejemplo, aterioesclerosis, aumento de la presión arterial, accidentes cerebrovasculares y enfermedad cardiovascular periférica, entre otras.
Algunas estadísticas que te harán pensar en dejar de fumar:

  • Se estima que por cada 10 cigarrillos que se fuman por día el riesgo de muerte por enfermedad cardíaca aumenta un 18 por ciento en hombres y un 31 por ciento en mujeres
     
  • Cada año mueren 5 millones de personas a causa del tabaquismo
     
  • Según el Ministerio de Salud de la Nación, en Argentina el consumo de tabaco mata a aproximadamente 40 mil personas al año, ocasiona 821.84 años de vida saludable perdidos y causa el 16% de todas las muertes al año
     
  • El 90% del cáncer de pulmón en hombres está asociado directamente al consumo de tabaco
     
  • Se estima que la mitad de los fumadores muere por una enfermedad relacionada al consumo de tabaco y que viven unos 10 a 15 años menos que las personas que no fuman
     
  • Desde el año 1965, más del 45% de las personas que fumaban han dejado
     

¿Qué contiene un cigarrillo?

Según el Center for Disease Control and Prevention de Estados Unidos, un cigarrillo contiene alrededor de 4000 sustancias químicas de las cuales 250 son perjudiciales para la salud.

La buena noticia es que en los últimos años el consumo de tabaco ha disminuido gracias a las leyes 100% libres de humo. Ésta no solo incluye ambientes 100% libres de humo, sino que también hay restricciones en la publicidad de cigarrillos, prohibición de expresiones engañosas y advertencias con imágenes muy gráficas en los paquetes de cigarrillos.

Hoy en día existen muchos programas para dejar de fumar. Habla con tu médico acerca de cuál es la mejor alternativa para ti. Hay muchas personas que logran dejar y mantenerse lejos del cigarrillo de por vida. ¡Anímate! ¿Qué estás esperando?

Fuente: CDC, AHA, MSAL
 

Sedentarismo y actividad física: Cómo impactan en la salud

 
Por el Dr. Enrique Gonzalez Naya, médico cardiólogo (MN 110.257)

 

Con el fin de alcanzar las metas planteadas por la estrategia 25×25 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Fundación Cardiológica Argentina y la Sociedad Argentina de Cardiología han decidido abordar los factores de riesgo modificables para disminuir la mortalidad prematura por enfermedades crónicas no transmisibles para el año 2025.

Uno de los factores de riesgo de mayor importancia es el sedentarismo ya que la ausencia de actividad física adecuada altera la función endotelial y favorece la aparición de otros factores de riesgo como la hipertensión arterial, diabetes, alteraciones lipídicas, sobrepeso y obesidad.

Está demostrado que el ejercicio físico habitual favorece la prevención del infarto de miocardio, accidente cerebro-vascular y distintos tipos de cánceres. Además, mejora la salud ósea y funcional de las articulaciones, es fundamental para el equilibrio calórico y el control del peso con reducción del sobrepeso y obesidad, disminuye el envejecimiento celular, el riesgo de caídas en adultos mayores y mejora la performance sexual.

No obstante, el sedentarismo se encuentra en constante crecimiento en nuestra sociedad desde hace varios años. Aparece ya en épocas tempranas de la vida y aumenta con la edad. En la actualidad, y con el advenimiento de la tecnología, el hábito sedentario en niños está teniendo una prevalencia cada vez más alta.

En Argentina, menos del 20% de los adolescentes realiza la actividad física sugerida para su edad y esta prevalencia es mayor en las mujeres adolescentes, de las cuales solo el 12% cumple con los requisitos mínimos para considerarse activa. En cuanto a la población adulta, la mitad es sedentaria y en los adultos mayores asciende al 60%. Estos datos confirman la enorme importancia del problema.

Con este panorama, es una obligación de la comunidad médica la transmisión a los pacientes de los beneficios del ejercicio y su indicación para la prevención de enfermedades.

Las recomendaciones escritas han demostrado su valor para el cumplimiento por parte de la comunidad de pacientes de las indicaciones de actividad física. No basta con decir “haga ejercicio”, es necesario planificar las actividades o bien recomendar la consulta a profesionales médicos o no médicos que puedan programar el ejercicio físico.

Las recomendaciones actuales sobre actividad física se pueden dividir según el grupo etario:

  • Niños y adolescentes: un mínimo de 60 minutos diarios de actividad física intensa o moderada.
  • Adultos y adultos mayores: un mínimo de 150 minutos semanales de actividad aeróbica de moderada intensidad o 75 minutos semanales de actividad física intensa.
  • Dentro de las opciones para actividad física moderada y de alta intensidad podemos tomar los siguientes ejemplos:
  • Actividad física moderada (aproximadamente 3-6 MET): requiere un esfuerzo que acelera de forma perceptible el ritmo cardíaco.
  • Caminar a paso rápido.
  • Bailar.
  • Jardinería.
  • Tareas domésticas.
  • Caza y recolección tradicionales.
  • Participación activa en juegos y deportes con niños y paseos con animales domésticos.
  • Trabajos de construcción generales (por ejemplo, hacer tejados, pintar, etc.), desplazamiento de cargas moderadas (< 20 kg). Actividad física intensa (aproximadamente > 6 MET): requiere un esfuerzo mayor y provoca una respiración rápida y un aumento sustancial de la frecuencia cardíaca.
  • Caminar de forma más rápida (con la palabra entrecortada).
  • Ascender a paso rápido o trepar por una cuesta.
  • Desplazamientos rápidos en bicicleta.
  • Actividades recreativas en el gimnasio.
  • Natación (con aumentos progresivos de la intensidad).
  • Deportes y juegos competitivos (por ejemplo, fútbol, voleibol, hockey, básquet).
  • Trabajo intenso con pala, excavación de zanjas, etc.
  • Desplazamiento de cargas pesadas (> 20 kg).

También, es de suma importancia incluir actividades de fortalecimiento muscular, elongación y equilibrio con el fin de mejorar su calidad de vida, disminuir el riesgo de caídas y con esto el riesgo de fractura de cadera (lo que conlleva una mortalidad cercana al 25%).

En los adolescentes y niños, se recomienda disminuir al máximo el uso de dispositivos electrónicos (tablet, computadora, teléfonos celulares, PlayStation), a menos de una hora diaria; incentivar juegos lúdicos al aire libre, la actividad en clubes y centros recreativos; y la incorporación a gimnasios donde puedan ser orientados por personal especializado en la realización de ejercicios de fuerza.

Fuente: http://www.sac.org.ar
 

¿Cómo podés prevenir la enfermedad cardiovascular en la mujer?

 

 

En el marco de la campaña para la prevención de la enfermedad cardiovascular en la mujer, compartimos 10 recomendaciones prácticas para controlar la salud, reducir los factores de riesgo y adoptar un estilo de vida saludable:

Movete

Realizá al menos 30 minutos de actividad al día para ejercitar tu ritmo cardíaco.

Comé sano

Adoptá una dieta equilibrada y sana. Incorporá 5 frutas y verduras cada día.

Hidratate

Tomá entre seis y ocho vasos de agua al día.

Controlá tu colesterol

Mantené bajo tu colesterol. Consumí productos con bajo contenido en grasas saturadas, como carnes magras, pescados, frutas y verduras.

Reducí el consumo de sal

Bajar la cantidad de sal que ingerís puede ayudar a reducir la presión arterial.

Abandoná el tabaco

Si fumás, dejalo y evita inhalar el humo de otros fumadores.

Mantené un peso equilibrado

El exceso de peso incrementa el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular o diabetes.

No te desalientes por un tropezón

Si perdés un día de ejercicio, fumás o comés una comida poco sana, simplemente retomá tu programa de inmediato con mayor determinación para conseguir un estilo de vida saludable.

Controlá tu progreso

Llevá un control de tus avances en cuanto a ejercicio, pérdida de peso o consumo de tabaco.

Análisis

Chequeá tus niveles de presión arterial, colesterol y glucosa, y pedí a un profesional de la salud que te ayude a conseguir y mantener un peso adecuado.

 

Fuente: SAC, La Sociedad Argentina de Cardiología es la organización científica líder en la salud cardiovascular, referente de la formación e información en la salud. 
 

Hipertensión y embarazo

 
Hipertension y embarazo

 

Hipertensión y embarazo

La hipertensión arterial (HTA) complica un 5 a 10 % de los embarazos y en sus formas más severas es una de las principales causas, de complicaciones cardiovasculares en la madre y disminución de crecimiento en el feto en desarrollo, así como en el recién nacido. También, se ha demostrado que las embarazadas que presentan formas severas de HTA como preeclampsia o eclampsia tienen mayor posibilidad de presentar en la etapa premenopausica, HTA sostenida, accidente cerebrovascular y enfermedad coronaria.

Recomendaciones

Disminuir los “factores de riesgo modificables” de HTA en el embarazo, en forma previa al mismo

Hay factores que predisponen a HTA en el embarazo como:

  • Obesidad
  • Edad>40 años
  • Diabetes o insulino resistencia
  • Hipertensión previa al embarazo
  • Embarazo múltiple
  • Periodo de tiempo > a 10 años entre embarazos
  • Historia familiar de HTA en el embarazo (madre o hermanas)

Hay situaciones que son modificables: como la obesidad, el adecuado tratamiento de la HTA y la DBT previas, que de ser controladas en forma previa al embarazo, disminuyen la posibilidad de complicaciones secundarias a HTA durante la gestación.

Ciertos hábitos como el tabaquismo o el consumo de drogas que, si bien no ha sido probado en estudios clínicos que predispongan a HTA en el embarazo, son perjudiciales en general para la salud y deben corregirse previo al embarazo.

En embarazadas con HTA, las dietas bajas en sodio o hipocalóricas deben ser indicadas por el médico ya que, realizarlas en forma estricta pueden resultar perjudiciales

El embarazo provoca una serie de cambios hemodinámicos y hormonales, diferentes al de la mujer no gestante, por lo cual disminuir de peso o restringir el sodio en forma exagerada pueden perjudicar más que beneficiar el embarazo en curso.

El registro de la presión arterial debe realizarse en forma correcta por personal entrenado y con equipos validados.

La presión arterial, es un parámetro hemodinámico variable y múltiples factores influyen en dicha variabilidad, por lo cual es necesario realizar registros sucesivos (al menos 3 cada 2 minutos) por cada vez que se realice un control de presión arterial, y el cálculo de su promedio es el representativo.

La HTA de guardapolvo blanco es una entidad frecuente en la gestación, que presenta cifras de presión arterial elevadas (>140 de máxima y o > 90 mmHg de mínima) en el consultorio médico o en las farmacias, con valores normales de presión en el domicilio o en el registro con monitoreo ambulatorio de presión de 24 hs indicado por el médico. La HTA de guardapolvo blanco es benigna y por lo general no necesita medicación antihipertensiva.

Medicaciones antihipertensivas que deben evitarse durante el embarazo

Algunos antihipertensivos muy usados en la HTA fuera de la gestación como los inhibidores del sistema renina angiotensina deben evitarse (salvo en casos específicos que lo indique el medico) ya que pueden ser perjudiciales para el feto en crecimiento. También, en la mujer hipertensa previa que planea embarazarse debe consultar a su médico para cambiar esta medicación por otro antihipertensivo menos perjudicial para el feto en crecimiento.

 

Qué sabemos del golpe de calor?

 

 

Los pacientes con enfermedades crónicas (ej: insuficiencia cardiaca, renal, hipertensión arterial) deben consultar a su médico sobre los cuidados especiales o los posibles cambios en la medicación, ante un próximo viaje a un sitio con altas temperaturas

 


 

¿Qué es?


Es el aumento de la temperatura del cuerpo por una exposición prolongada al sol (insolación clásica) o por hacer ejercicios en ambientes calurosos o con poca ventilación) al punto que el cuerpo pierde agua y sales esenciales para su buen funcionamiento.

El cuerpo tiene dificultad para regular su temperatura por los mecanismos habituales como la sudoración por lo que se produce un aumento de la temperatura corporal. El golpe de calor puede presentarse en el momento o después de varios días de alta temperatura.


¿Cuáles son los síntomas?


Es importante estar alerta ante los siguientes síntomas:

  • sed intensa y sequedad en la boca
  • temperatura mayor a 39º C (medida en la axila)
  • sudoración excesiva
  • sensación de calor sofocante
  • piel seca
  • agotamiento, cansancio o debilidad
  • mareos o desmayo
  • vértigo
  • calambres musculares
  • agitación
  • dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos
  • dolores de cabeza (sensación de latido u opresión)
  • estado de confusión, desorientación, delirio o incluso coma o convulsiones

En los bebés además se puede evidenciar:

  • la piel muy irritada por el sudor en el cuello, pecho, axilas, pliegues del codo y la zona del pañal.
  • Irritabilidad (llanto inconsolable en los más pequeños).


¿Quiénes son los más vulnerables?


Cualquier persona puede ser víctima de un golpe de calor. Sin embargo se debe tener especial cuidado con los siguientes grupos ya que tienen mayor riesgo de padecerlo:

  • bebés y niños especialmente menores de 1 año (ya que su cuerpo tiene menor capacidad para regular su temperatura)
  • bebés que padecen de fiebre por otras causas, o diarrea
  • personas con enfermedades crónicas (afecciones cardíacas, renales o neurológicas)
  • niños obesos o desnutridos
  • personas que tienen la piel muy quemada por el sol
  • jóvenes que abusan de bebidas con alcohol y de drogas
  • personas mayores


¿Cómo prevenirlo?


Para evitar un golpe de calor en zonas y/o épocas de altas temperaturas, es importante:

  • Evitar bebidas con cafeína o con azúcar en exceso
  • Evitar bebidas muy frías o muy calientes
  • Evitar comidas pesadas

Con los más chicos:

  • No esperar que pidan agua. Ofrecer continuamente líquidos, especialmente jugos naturales. En el caso de lactantes ofrecer el pecho de manera más frecuente.
  • Vestirlos con ropa holgada, liviana, de algodón y colores claros o incluso desvestirlos.
  • Bañarlos y mojarles el cuerpo con frecuencia.
  • Proponer juegos tranquilos evitando que se agiten.
  • Evitar que se expongan al sol  especialmente en el horario del mediodía o bien, protegerlos de sus efectos si no se puede evitar la exposición: con el uso de ropa adecuada (sombreros, ropa de manga larga) y protectores solares adecuados.
  • Mantenerlos  en lugares bien ventilados o bien con aire acondicionado (ya sea en casa o lugares públicos) cuando la temperatura ambiente es muy elevada.
  • Nunca permanezca con ellos dentro de un vehículo estacionado y cerrado.

Para todos:

  • Evitar bebidas con alcohol ya que aumentan la temperatura corporal y las pérdidas de líquido. No es conveniente tomar cerveza ante la sed y el calor.
  • Evitar la actividad física intensa.


¿Cómo debemos actuar si ocurre?


Es importante actuar rápidamente. En primer lugar  se debe intentar baja la temperatura del cuerpo de la persona afectada, con hielo o con un baño en agua helada.

Además es importante:

  • ofrecer agua fresca (o incluso agua con una cucharadita de sal)
  • trasladar a la persona a un lugar fresco y ventilado
  • no administrar medicamentos antifebriles
  • no friccionar la piel con alcohol

El golpe de calor puede ser muy grave, en especial para los bebés y niños pequeños. Por eso, ante los primeros síntomas no demore en consultar al médico o acercarse al centro de salud.

 

Tips para elaborar platos para las Fiestas

 

 

Es una medida saludable adaptar la elaboración de las comidas a nuestra propia idiosincrasia.

Les dejamos algunos tips a la hora de elaborar los platos para la Noche Buena:


Alimentos a evitar:

  • Turrones
  • Pasas de uva bañadas en chocolate
  • Garrapiñada
  • Pan dulce con frutas secas y abrillantadas, maní con chocolate
  • Mayonesa en exceso, salsa golf, crema y bebidas con alcohol


Como reemplazantes son productos menos calóricos:

  • Pan dulce reducido en calorías (sin frutas secas, abrillantadas ni chocolate)
  • Mayonesa light aligerada con queso blanco descremado
  • La salsa golf puede elaborarse con queso crema blanco light y ketchup, o mayonesa light y ketchup
  • La crema puede reemplazarse por queso blanco light saborizado con especias dulces o saladas
  • Los tragos con jugos de frutas y un toque de alcohol

Siempre tenemos la opción de consultar al nutricionista para que nos aconseje según el hábito de vida y las preferencias alimentarias individuales. Es una herramienta útil para cuidar nuestra salud!

 

Consejos para una alimentación saludable

 

 

Los nutrientes que contienen los alimentos son requeridos para mantener el adecuado funcionamiento de todas las células de nuestro organismo.

 

 

 

Comer con moderación e incluir alimentos variados en cada comida. Si es posible, realizar cuatro comidas diarias. Comenzar el día con un buen desayuno. Está comprobado que un buen desayuno mejora el rendimiento físico y mental, aumenta la capacidad de trabajo en los adultos y el rendimiento escolar en los niños y jóvenes.

Consumir diariamente leche, yogures y quesos. Son necesarios en todas las edades. El nutriente principal de este grupo de alimentos es el calcio, imprescindible para la formación y el mantenimiento de la masa ósea.

Mantener el peso dentro de los parámetros adecuados. La obesidad aumenta el riesgo de contraer enfermedades como hipertensión, diabetes, enfermedades cardíacas, cáncer, etc.

Comer diariamente frutas y verduras de todo tipo. Estos alimentos aportan vitaminas, minerales, fibra y agua. Tienen bajo contenido de grasas. El consumo de papa, batata, choclo y mandioca debe ser moderado pues aportan más calorías que el resto de las verduras. Las fibras ayudan a regularizar la función de los intestinos, previene la hipercolesterolemia yla arteroesclerosis, tiene una efecto debarrido sobre los dientes (limpieza).